Fez, la auténtica esencia de la historia marroquí:

1: Historia

2: Las joyas de Fez el Bali. La ciudad antigua

3: Cultura y tradición

4: Artesanía de Fez

5: Música y arte

6: Actividades

Un monumento vivo, un museo al aire libre, la primera de las Ciudades Imperiales marroquíes que concentra y conserva la verdadera esencia de la historia marroquí. El refinamiento de sus palacios, la riqueza de sus museos, la grandeza de sus madrazas donde nacieron los más grandes sabios de la Edad de Oro, la profusión de sus mezquitas, como homenajes a la grandeza de Dios, son para los enamorados de la cultura y las artes, una invitación a un descubrimiento constante.fez

Historia de Fez

En 789, Idriss 1º traza los límites del recinto de la ciudad, “Medinat Fas”. Su sucesor, Idriss IIº edifica, desde 809, su palacio real, su mezquita, su kissaria, sus canalizaciones y murallas. Fez es sobre todo un lugar cuidadosamente elegido por la dinastía de los Idrissides, con una inteligente visión de futuro. Su situación geográfica en la rica llanura del Saiss en el fondo de un pequeño valle a los pies de la montaña Zalagh, la convierte en un cruce económico, político y estratégico decisivo para su desarrollo y proyección.

A partir de 817-818, dos olas sucesivas de poblamiento influyen en gran medida en el destino de Fez: familias expulsadas de Córdoba por los omeyas crean el barrio de Los Andaluces. Familias de Kairouan, que huyen de las persecuciones de los Abassides, crean el barrio Karaouiyine.

La fundación de la mezquita universitaria Al Karaouiyine en el año 857 marca los principios de una edad de oro para la ciudad.

En los años consecutivos acoge a estudiantes, comerciantes, artistas e ilustrados de todo el mundo. Convertida en capital del imperio, es el refugio preferido de los inmigrados andaluces musulmanes y judíos que establecen aquí el mellah (barrio judío).

A lo largo de su excepcional historia, Fez ha ido acumulando un patrimonio arquitectónico y urbano rico y diversificado. La UNESCO la declaró patrimonio universal de la humanidad.

Las joyas de Fez el Bali. La ciudad antigua

La parte antigua de la ciudad de Fez es un verdadero museo al aire libre. Innumerables obras maestras en sus 9400 callejuelas. Mezquitas, madrazas y palacios entre los 10572 edificios históricos.

La mezquita más grandiosa es la Karaouiyine, además considerada una de las bibliotecas más antiguas e importantes del mundo, está en el corazón de la ciudad fundada en 859. La mezquita de Los Andaluces data de 860 y destaca por su gran pórtico adornado con zelliges y su voladizo de madera tallada.

Las madrazas (universidades coránicas) constituyen un testimonio vivo del pasado intelectual y científico de la ciudad. La madraza Seffarine es la primera fundada en el siglo XIII. La madraza Bou Inania también destaca por su arquitectura en madera de cedro, estucos esculpidos y decoración de mármol y ónix.

La madraza El-Attarine es una de las maravillas de Fez, con una decoración extremadamente fina en mármol esculpido y caligrafiado.

A lo largo de los ejes principales de la medina encontramos los fondouks, lugares donde se producían intercambios comerciales. Entre las 70 fuentes públicas monumentales, algunas son auténticas obras maestras del arte decorativo como la Nejjarine, la del zoco Hayek o la fuente Qouas.

Otros lugares emblemáticos de la ciudad de Fez son el palacio Batha, transformado en Museo de las Artes y Tradiciones, el museo Nejjarine de Artes y Oficios de la Madera.

Zaouia Moulay Idriss: El Santuario de los Musulmanes y el lugar mas sagrado de la ciudad

La Curtiduría Chouwara, Une espectáculo de Colores y Olores

Se compone de fosas llenas de diferentes tintes naturales, donde se trabajan las pieles de cordero, vaca o cabra para la producción artesanal del cuero. La vista desde arriba recuerda las paletas de colores de los pintores

 

Los lugares más destacados de Fez:

Palacio Real: Es el principal monumento de Fez Jedid, cuya construcción comenzó en el siglo XIII. La amplia explanada de los alauitas ofrece una impresionante vista sobre las puertas finamente labradas del Palacio.

fez

El Mellah: Barrio judío fundado después del siglo XVI por el sultán para proteger la comunidad judía. Lo atraviesa la calle grande, artería que reúne todo tipo de comercios. Las casas de la Mellah destacan por sus ventanas y sus balcones de madera y hierro forjado.  La sinagoga Ibn Danan es una obra maestra del patrimonio arquitectónico judeo-marroquí.

El circuito descubierto de Fez Jedid: Un paseo con unas vistas excepcionales sobre la ciudad, sus terrazas y mineretes: el Borj Nord, actual Museo de Armas, las Tumbas merínies, el Borj Sud desde donde se puede ver la medina.  Las Tumbas de los merínies se encuentran en la colina de Al Qolla.

Los palacios se convierten en lugares de cuento con maderas talladas, estuco, arcadas rematadas de estalactitas, hierro forjado… Cada uno con una fuente en el centro, un jardín andaluz o interior. Destacan el Palacio Glaoui, el Palacio Mokri y el Palacio Mnebhi.

 

Cultura y tradición

En Fez la cultura del bienestar está omnipresente con sus hammams, sus spas, los manantiales termales y el mágico universo del sueño oriental. Todo un ritual de aseo y belleza, herencia de las antiguas costumbres.

La exquisitez no sólo se aprecia en los lugares de cuidado corporal, también en su gastronomía. Combina dulce y salado utilizando todo tipo de especias y condimentos.

La Mrouzia es el gran éxito de la gastronomía fasí, utilizando el Ras El Hanout, una mezcla de especias muy peculiar de la tradición marroquí.

La Artesanía de Fez: calidad de refinamiento

La esencia de la artesanía reside en los principios fundamentales que el artesano fasí nunca pierde de vista: amor por el trabajo bien hecho, nobleza de los materiales elegidos, maestro del saber hacer.

La cerámica esmaltada juega un papel fundamental en la artesanía desde el siglo XI. El azul de cobalto es un sello de la cerámica de Fez. Para conseguir este azul los artesanos mezclan diferentes proporciones que mantienen en secreto para que sea único.

El bordado de punto de doble cara es una particularidad de Fez. Es una técnica realizada completamente a mano por bordadoras.

 

Música y Arte

Son numerosos y de reconocido prestigio los festivales que se celebran en Fez desde hace varias décadas. El Festival de la Música Sacra del Mundo y los Encuentros de Fez ha sido considerado uno de los festivales de músicas del mundo más importante a nivel mundial. El Festival de Jazz in Riads en los palacios y residencias de la medina. Y el Festival del Arte Culinario, un acontecimiento inédito en Marruecos que invita a todas las cocinas del mundo a expresarse con la cocina marroquí.

 

Actividades y deportes en Fez    

Esta ciudad ofrece tanto atractivo para todos los gustos que los amantes del deporte y el aire libre también encuentran su espacio aquí. El Royal Golf de Fez se encuentra a 15 km por la carretera de Immouzzer, con las cimas del Medio Atlas como telón de fondo.  Con su club house y su bar-restaurante está considerado uno de los más hermosos campos de golf de Marruecos. Academia Henri Laconte pretende ser una plataforma del Royal Tennis Club para descubrir a los campeones sobre la hierba. Centro Ecuestre Ain Amyer donde poder dar clases de equitación, pasear, grandes travesías.

Categorías