Marrakech, la perla del sur

Desde la llegada, cautiva el contraste de colores: la ciudad, sus murallas rosas de adobe, sus muros cubiertos de buganvillas, un grandioso decorado sobre el fondo de las cimas nevadas del Alto Atlas.

Marrakech, ciudad mítica, capital cultural, inspiradora de artistas, modas y acontecimientos; Marrakech de las galerías de arte, de los festivales, las exposiciones, Marrakech “people” con sus famosos, sus lujosos palacios y sus noches de movida. Capital turística desde hace más de un siglo ofrece un inteligente equilibrio entre los tesoros del pasado y la energía permanente de las culturas modernas.

  1. Historia
  2. Lugares emblemáticos
  3. Artesanía
  4. Lujo y fiesta de Marrakech
  5. Actividades en Marrakech
  6. La naturaleza de Marrakech

 

Historia de Marrakech

Esta ciudad milenaria ha visto pasar a 5 dinastías que han influido considerablemente en su destino. Fue fundada por los Almorávides en 1062, quienes trajeron el agua a la ciudad por un sistema de pozos, fuentes y canales y las zonas verdes y jardines.

En el siglo XII los Almohades toman el relevo. Mejoraron los sistemas de riego, ampliaron murallas y crearon el primer hospital. En 1269 Marrakech es conquistada por los Merínidos con quienes pierde la capitalidad de la nación en beneficio de Fez, aunque es recuperada en 1554 por los Saadianos. Aquí comienza una nueva era, con el reinado de Ahmed El-Mansour, El Dehbi. Se construye un gigantesco y lujoso palacio, El Badii, embellece la ciudad con mezquitas, fuentes, madrazas y prepara una magnífica necrópolis.

En el siglo XIX, se reconstruye la mezquita Ben Youssef y se crean los Jardines de la Menara. Tras años de crecimiento y construcción es a partir de 1913 cuando Marrakech empieza a fascinar a artistas, escritores y miembros de la alta aristocracia mundial. 

Lugares emblemáticos de Marrakech

La mayoría de estos lugares se encuentran en la ciudad antigua. La Koutoubia, la plaza Jemaa el Fna y la Menara son los lugares simbólicos de Marrakech.

La Koutoubia está considerada uno de los monumentos más hermosos de Magreb. Sirvió de modelo a la Giralda de Sevilla y a la Torre Hassan de Rabat.

La plaza Jemaa el Fna es el corazón palpitante de la ciudad. Ha sido clasificada Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, por su espacio, su multitud y su ambiente. Es uno de los lugares de encuentro y espectáculo.

Te dejarás conquistar por la magia marroquí en sus tenderetes de Jemaa el Fna, un lugar de encuentro donde la ciudad no duerme en la noche. Terrazas y cafés la rodean. Mágico lugar porque es habitual encontrar narradores, astrólogos, acróbatas y los famosos Gnaouas que vibran y saltan al ritmo de sus “krakachs”.

La calma y la paz la encontramos en los jardines de la Menara. Un hermoso pabellón con un gran estanque que es rodeado por un amplio jardín de olivos. Un atardecer en este lugar impregna la vista de tonos dorados que se pierden en el alto Atlas.

La madraza Ben Youssef es una auténtica joya de mármol, estuco, mosaico y madera de cedro. Es una gran universidad coránica que atrae a estudiantes de todo el mundo musulmán.

Muy cerca, en el palacio M´Nebhi se encuentra el actual Museo de Marrakech, con exposiciones en torno al arte contemporáneo y al patrimonio cultural marroquí.

Junto a Bab Agnaou, las Tumbas Saadianas son una necrópolis real con columnas de mármol italiano y cúpula en madera de cedro labrado. No muy lejos de este lugar, podemos retroceder al pasado admirando las ruinas del Palacio El Badii.

Próximo al Palacio Bahía y sus jardines, el museo Dar Si Said encierra la quintaesencia del arte popular de Marrakech y el país bereber que la rodea.

En Marrakech conviven dos ciudades, la antigua en sus murallas y la veintena de puertas que las forman y la nueva con los barrios del Guéliz, Hivernage y la avenida Mohammed VI. El tamaño de la ciudad se presta a excursiones a pie, en bicicleta o incluso en calesa, la opción que muchos visitantes eligen para pasear por las 14000 ha de palmeras que rodean la ciudad.

 

Artesanía de Marrakech

Un paseo por los zocos de la medina te hará testigo de la riqueza y el talento que hay en la artesanía marrakechí. Estos zocos se organizan por corporaciones: Cherratine para la marroquinería, Zrabi para las alfombras, Fekharine para la cerámica, Sebbaghine para los tintoreros, Seffarine para los cobres…  Un auténtico placer para los sentidos pasear por cada una de estas zonas.

La originalidad de la artesanía contemporánea viene dada por un perfecto maridaje entre tradición y modernidad que ha hecho de Marrakech un templo del diseño. Numerosas galerías de arte y cafés literarios que en los últimos años se han abierto para disfrutar de la paz y la cultura que ofrece cada rincón de esta ciudad.

Un elemento característico de la artesanía de Marrakech es la alpaca creativa, una aleación de cobre, cinc y níquel que es usada para todo tipo de joyas y elementos decorativos.

 

Lujo y fiesta en Marrakech

El Cyber Parc Arsat Moulay Abdessalam es uno de los parques más antiguos de Marrakech, aunque el más moderno desde su restauración, gracias a sus interactivos multimedia y últimas tecnologías. Las guías virtuales de la ciudad y del jardín, ofrecen información histórica.

El Palacio de Bahía destaca por su sofisticada decoración, sus jardines, fuentes, patios sombreados y su arquitectura. En él, residía el visir Ba Ahmed Ben Moussa junto a su gran familia. La construcción duró 7 años, dando así lugar a un refrán marroquí: “¡Ya se ha terminado el Bahía!”, el cual se refiere a algo que tarda mucho tiempo.

El Jardín Majorelle, crea una sinfonía de luces, colores, flores y vegetación exótica, cantos de pájaros y fuentes. El jardín fue pintado de azul intenso y luminoso, lo cual sorprende a más de uno en la ciudad rosa. El jardín acoge el museo de arte islámico.

La magia de Marrakech adquiere su primera significación en los palacios de ensueño y hoteles, que además de ser modernos y de calidad, permiten sumergirse en la cultura local. De hecho, grandes artistas internacionales acuden a la ciudad para desconectar en sus vacaciones.

Entre los festivales de Marrakech encontramos el Internacional de Cine, el de Artes Populares, el de la Risa… En cualquier periodo del año hay festividades y la ocasión de disfrutar en las calles de la ciudad.

En cuanto a gastronomía, se puede disfrutar de restaurantes de calidad bajo las estrellas en la plaza Jemaa el Fna, mientras se disfruta de un ambiente medieval y exótico. Aunque, sea el restaurante que sea, lo indispensable es probar la gran especialidad local: la Tangia Marrakchia.

Actividades en Marrakech

La ciudad cuenta con varios campos de golf de prestigio, como el Royal Golf, el Palmeraie Golf Club, o el Golf d’Amelkis.

También se puede disfrutar de la estación de esquí del Oukaimeden, situada a 75 kms de la ciudad y a 2.500-3.200 metros de altitud.

Para momentos de relajación, existen grandes hoteles y centros especializados, los cuales cuentan con spa, tratamientos, jacuzzi, hammam que te hacen viajar unos cuantos de siglos atrás.

La ciudad también cuenta con parques acuáticos, rutas para senderismo, experiencias fantásticas para los grandes aventureros, o para Team building para empresas…

Para finalizar la experiencia, ¿qué mejor que ver la ciudad desde las alturas sobrevolando la ciudad disfrutando del paseo en globo? Aunque si lo prefiere, también está la opción de la experiencia en helicóptero o en un ULM (Ultraligero Motorizado).

 

La naturaleza en Marrakech

En el Lago Lalla Takerkoust se pueden realizar excursiones a pie, quad o cross car, sobre todo para disfrutar del maravilloso paisaje.

El valle del Ourika es un hermoso valle verdeante con pueblos de adobe colgados en la ladera de la montaña. En esta zona hay distintos jardines que se pueden visitar, como el Jardín del Azafrán, los jardines bioaromáticos, el jardín aterrazado de Timalizene.Si al final del valle, continúan a pie, descubrirán las 7 cascadas.

Las Cascadas de Ouzoud son las caídas de agua más famosas de Marruecos. Tienen una altura aproximada de 110 metros, en los cuales el agua cae rebotando en escalones y proyectan finas gotas que forman un arco iris permanente.

Una ciudad que siempre tiene algo por conocer. Aprovecha y ven a disfrutar su magia, vivir una experiencia única y auténtica  con Viajes Marruecos. Contáctanos para escaparte  al corazón de Marruecos con un viaje hecho a medida para ti.

Categorías ,