Rabat. La joya vintage del Reino de Marruecos.

1: Rabat y su Historia

2: Los lugares más bellos

3: Cómo llegar

4: Artesanía Rbati

5: Cultura

6: Actividades

 

Rabat y su origen.

Capital del Reino marroquí, Rabat es una parada de prestigio donde calma y discreción conciertan con refinamiento y arte de vivir. Ciudad moderna que supo preservar su autenticidad. Rabat combina con elegancia su centro histórico y su parte moderna. A la desembocadura del río Buregreg, ofrece a la mirada un puerto deportivo coloreando con los gritos de las gaviotas y las murallas de color ocre.

Bella y orgullosa de su patrimonio, Rabat respira entre anchos bulevares y parques verdosos. Es el centro político y administrativo del país y donde se hallan el Palacio Real, las instancias gubernamentales y las embajadas.

En la orilla derecha del río, su hermana gemela, Salé, mantiene viva la memoria de antiguos corsarios. Déjese llevar por el laberinto de su medina para descubrir su misterioso pasado.

Los lugares más bellos

Rabat supo crecer y desarrollarse armoniosamente, cuidando su riqueza arquitectónica visible en cualquiera de sus amplios bulevares, bordeados de árboles y flores, edificios que no sobrepasan los cinco pisos y barrios inmersos en una paz y tranquilidad raramente encontradas en las capitales de los países.

Sus orígenes nacen desde la época Romana en el siglo III a.C. con la conocida CHELLAH en la ribera del Bu-Regreg, en el año 40 d. C. se convirtió en un asentamiento romano, hasta el año 250 d. C que Roma la abandonó a los gobernantes bereberes donde destacó su gran importancia durante la época España Musulmana. CHELLAH es uno de los lugares más atractivos de la ciudad se encuentra a dos kilómetros del centro y comprende la necrópolis y la antigua ciudad de Sala. El conjunto de estas ruinas, con sus millares de aves, sus cigüeñas y su vegetación silvestre convierten este lugar en un oasis de tranquilidad, un jardín apacible y florido.

 

La KASBAH DE LOS UDAYA

Rabat bautizada como “Ribat al-Fath” o “Fortaleza de la Victoria” por el Sultan al Mohade Abd El Mumen en 1146. En 1195 su Nieto Yacub-El-Manssour empezó la construcción de un proyecto de una gran ciudad de más de 400 hectáreas rodeada por una muralla que abarca el casco antiguo con cinco puertas monumentales de piedra por las que se puede acceder: Bab El Alu, Bab El Had, Bab Esufara, Bab Er-Ruah y Bab Zaërs. La puerta más grande de las puertas Almohade es Bab Er-Ruah. Despliega entre dos torres salientes su fachada monumental construida en piedra tallada.

A 200 metros de esta puerta se encuentra la de los Embajadores, Bab Esufara, que da acceso al Mechuar, la plaza donde se encuentra el Palacio Real y donde se celebran las principales fiestas en honor al Rey.

La Kasbah de los “Udayas” respira la paz y tranquilidad que dan las callejuelas llenas de flores, su jardín andaluz y su café moro. La puerta de “Los Udayas” está construida en piedra y es considerada como una de las joyas del arte almohade.  En Kasbah encontramos la mezquita más antigua de Rabat.

La Medina se encuentra pasando la muralla de los andaluces. Sus calles como Suiga y Souk Es Sebat se encuentran repletas de tiendas de artesanía tradicional. La calle de los Cónsules es la más activa de la medina y está bordeada por infinitos puestos de artesanos, vendedores de alfombras y tejidos. Los jueves por la mañana se puede presenciar una curiosa subasta de alfombras rbatis.

 

La Torre Hassan fue uno de los más grandes santuarios del mundo musulmán construida por Yacub el Mansur en 1195 iba a ser una gran mezquita de 400 columnas y la torre con 20mtrs mas de sus 44 metros actuales para superar a sus gemelas la Giralda de Sevilla y la Koutubia de Marrakech, pero tras su muerte las obras se quedaron detenidas, pero aun así es una gran obra de arte que merece la peen visitar, tiene un gran patio, construido encima de unas profundas cisternas restauradas extendiéndose al pie del alminar, y una inmensa sala hipóstila cuyas 312 columnas y sus 42 pilarse de mármol se ordenaban para formar diecinueve naves, sin contar los pórticos laterales. Aquí se construyó el Mausoleo de Mohamed V, en homenaje al liberador de la Nación.

 

El Mausoleo de Mohamed V sorprende por su diseño y decoración. Esta obra maestra del arte tradicional marroquí incorpora todo el saber y conocimientos técnicos de los maestros artesanos marroquíes (madera pintada, yeso, mármol tallado, bronce grabado…). En el centro del nivel inferior del edificio se encuentra la tumba de Mohamed V.

Pasajes a menudo muy estrechos se abren sobre plazas especializadas en el trabajo de cuero, la ferretería y el tejido.

rabat

 

 

 

Cómo llegar:

Rabat ofrece una amplia oferta de posibilidades para llegar a la ciudad. En función del tiempo que dispongamos o del lugar del que vengamos es mejor elegir una opción u otra, aunque todas ofrecen un transporte cómodo y seguro.

Avión: El aeropuerto se sitúa en Salé, a tan sólo 10 km y ofrece varios servicios de transporte para acercarte y moverte por la ciudad.

Coche o autocar: Son las dos opciones que tenemos si queremos desplazarnos por carretera. Aunque la red de autobuses es segura y está bien comunicada, los horarios no son muy estrictos por lo que si llevas prisa, no es una buena opción. El taxi es el medio utilizado por los turistas por excelencia. Resulta un medio muy cómodo y económico.

Tren: la estación de tren se encuentra en plena Avenida Mohamed V por lo que es un transporte muy solicitado por los visitantes y habitantes de Rabat.

 

Artesanía Rbati:

La artesanía se reconoce por la finura heredada de la tradición andaluza. En varios aspectos, Rabat sigue siendo una referencia nacional. La medina sigue siendo un lugar de intercambios donde en los talleres no sólo encontrarás un regalo, sino un verdadero contacto humano y acogedor con el artesano. En este lugar las alfombras, sus joyas de oro y su marroquinería son famosas.

La alfombra tradicional de Rabat es fina, su lana es corta, a menudo de color rojo y tiene el centro un diamante sembrado de motivos florales. Son tejidas por las mujeres al punto de cadeneta.

El bordado rbati está reservado para las mujeres que trabajan con tejidos tradicionales de algodón, lino y seda. Este bordado está adornado con motivos florales al punto llano.

La alfarería de Salé es considerada el segundo sector artesanal después de la alfombra. Es una de las actividades más antiguas de la región. Tajines, miniaturas, floreros, lámparas… se trabajan en los talleres de más de sesenta alfareros de “El Ulja”.

 

 

Su cultura:

Comprometida con la vida artística y cultural, Rabat cuenta con una docena de institutos culturales internacionales, varios museos (arqueológico, de cerámica, de Los “Udayas”, museo de Barid Al Maghrib, museo de la moneda, museo Etnográfico Belghazi) y el legendario Teatro Nacional Mohamed V.

En Rabat se realizan festivales y encuentros artísticos de gran prestigio a nivel mundial como es el Festival “Mawazine Ritmos del Mundo”. El Festival del Jazz Fusion atrae a artistas de toda Europa para producirse en este encuentro.

La música Andalusí perpetúa en la cultura de Rabat como herencia del legado árabe-andaluz. Otra música peculiar y de gran repercusión en esta ciudad es la música “Al Malhun” conocida hoy bajo el nombre de “Quassida del Ghazal”, un verdadero arte poético.

¿Qué actividades ofrece Rabat?

Los deportistas y aventureros encuentran en Rabat una ciudad perfecta para cumplir sus retos. Una de las actividades más demandadas es el golf, siendo El Golf Real Dar Es Salam una leyenda para los aficionados.

También se pueden practicar deportes en sus playas como el surf, windsurf, jet ski, paseos en kayak o en hidropedal.

Rabat es también destino de bienestar y de calidad. La ciudad cuenta con varios Hammam tradicionales o modernos lo que atrae a visitantes y habitantes a desconectar y relajarse.

 

Si quieres conocer los lugares más destacables de esta Ciudad Imperial en tan sólo un día, aprovecha la oferta de esta excursión. Disponible desde Fez o Casablanca.

Categorías