Casablanca, la ciudad que mira al mar

Casablanca, corazón económico de Marruecos, vive a un ritmo desenfrenado. Negocios y arte se codean y se confunden. Pulmón de la economía marroquí y garante de un patrimonio histórico único, nos entrega sus múltiples facetas.

La riqueza de su patrimonio arquitectónico evoca por sí misma la imagen de una ciudad donde el tiempo nunca se para. Cargada de historia y mirando hacia el futuro, la ciudad cosmopolita donde se cruzan todas las nacionalidades muestra su modernidad.

 

  1. Historia de Casablanca
  2. Lugares ineludibles
  3. Eventos y festivales
  4. Actividades en Casablanca

 

Historia de Casablanca

Ningún historiador pudo identificar con precisión al verdadero fundador de Casablanca, antes nombrada Anfa.

Bajo los auspicios de la dinastía Merinide, Anfa sigue siendo una ciudad pequeña y abierta a las transacciones marítimas con países extranjeros. Los portugueses destruyen por completo Anfa en el 1468. Bajo el imperio de la dinastía alauita y del sultán Sidi Mohamed Ben Abdellah, la ciudad resurge y se convierte en Casa Blanca.

Durante la segunda guerra mundial, su puerto se convierte en un lugar estratégico y acogió a numerosos diplomáticos, siendo este un punto clave para los negocios. Este desarrollo económico se intensifica por la actividad portuaria y atrae a inversores nacionales e internacionales, dando lugar a la ciudad moderna convertía hoy en día en la capital económica del Reino.

 

Lugares ineludibles

La Sqala es un bastión fortificado erigido en el siglo XVIII que fue un puesto defensivo aunque actualmente es un café.

Cerca del puerto y de la Plaza de las Naciones se encuentra la medina que se distingue del resto de medinas marroquíes por su estilo atípico, mezcla de arquitectura arabo musulmana y colonial.

Por el centro de la ciudad sorprende el legado de los “años locos”, los 20 y 30, que fueron el teatro de expresiones arquitectónicas únicas.

Al sureste de la ciudad, el barrio de los Habous, un barrio encantador compuesto por calles estrechas, pequeñas plazas y arcadas de piedra. Alberga numerosos bazares y tiendas de artesanía.

El edificio de la “Mahkama” acogía las sesiones del tribunal así como las recepciones de Pachá. La decoración de sus patios y salas alude a todas las riquezas del arte marroquí y hace pensar en los antiguos palacios andaluces.

La Mezquita Hassan II es la más grande del mundo después de la mezquita de la Meca y de Medina. Este edificio religioso cuenta en la planta baja con una sala de oración rectangular de una simetría perfecta, sostenida por setenta y ocho pilares de granito, mármol y ónix. Las tejas de su techo son color verde esmeralda.

Bellamente decorado por artesanos llegados de todo Marruecos, el edificio es digno de admirar: frescos y mosaicos de formas geométricas, madera tallada y pintada, estucos con dibujos inextricables…  Abre sus puertas para los no-musulmánes y se organizan visitas guiadas cada día en la Mezquita salvo los viernes y durante las horas de oración.

casablanca

Eventos y festivales

Casablanca, la ciudad joven y dinámica, acoge y organiza numerosos eventos de gran referencia mundial.

El Festival de Casablanca: En julio artistas musicales de todos los rincones del mundo, ofrecen un espectáculo inusual al público.

L´Boulevard de los Jóvenes Músicos: Es un festival de músicas urbanas que permite a la nueva generación de músicos llegar a un público más amplio.

Festival de Teatro y de Cultura: Representaciones que ofrecen un punto de encuentro para el intercambio y confrontación con creaciones de diversos países.

El Maratón Internacional de Casablanca: Más de 42 km que recorren la ciudad y que maratonistas de todo el mundo aprovechan para conocer la ciudad de una forma peculiar.

Actividades en Casablanca

Parques de atracciones en construcción para la diversión de toda la familia. Visita el Aquaparc Tamaris, el parque acuático más grande de Marruecos.

Golf  para los amantes de este deporte, que encontrarán un paraíso en el Real Golf de Anfa.

Spa y talasoterapia para los que busquen relax y bienestar. Las propiedades del agua del mar y las algas aportan beneficios a cuerpo y mente en centros de relajación y belleza.

Shopping para todos los gustos. Desde la tradición artesanal marroquí a las grandes firmas internacionales de lujo, son un verdadero atractivo para los amantes de las compras.

La mejor gastronomía internacional, creativa y sofisticada. Tesoros para el paladar que surgen de la perfecta mezcla del sabor mediterráneo con los exóticos sabores del Lejano Oriente.

 

Si quieres sacar el máximo partido a tu viaje a Casablanca, disfruta de algunas de nuestras excursiones.